DEPORTE CARDIOSALUDABLE

El ejercicio físico, junto a una dieta equilibrada, es esencial para prevenir y frenar las enfermedades cardiovasculares.

Debido a la importancia que tiene la capacidad aeróbica sobre la salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda para desarrollar y mantener esa capacidad aeróbica, una actividad física continua (como son caminar ligero,carrera a pie, ciclismonatación) que puede ser combinada con actividad física intermitente (deportes de equipo: fútbol, balonmano, juegos de pelota…), al menos 5 días a la semana, entre 30-90 minutos de duración y una intensidad equivalente al 55-90% de la frecuencia cardiaca (FC) máxima (que se calcula restando a 220 la edad del individuo). Las últimas investigaciones se decantan en recomendar actividad física diaria, llevando a cabo ejercicios de fuerza + resistencia aeróbica, o intercalando estos en días diferentes. Esto ayuda a mantener mejor el peso corporal y la salud cardiovascular. Además, los ejercicios de fuerza (levantamiento de pesas, gomas de tensión…) o mixtos (fuerza+ resistencia) (levantamiento de peso + correr, andar en el monte, montar en bicicleta…) son más eficaces para perder grasa abdominal (involucrada en el riesgo cardiovascular.)

No hay duda que practicar actividad física de forma regular es un hábito muy beneficioso para el organismo, y principalmente, para el corazón. Pero, para mantener alejadas las enfermedades cardiovasculares, podemos poreguntarnos cual es el ejercicio idóneo. En este sentido, si bien un mínimo de movimiento corporal es positivo frente al sedentarismo, varios estudios ha confirmado que para prevenir problemas coronarios lo más útil es el ejercicio intenso, no solo por los efectos hormonales que produce, sino porque esta ayuda a perder grasa corporal y en consecuencia mejora la salud cardiovascular.

Se ha observado que el ejercicio físico continuo aumenta los valores del colesterol bueno (HDL) y disminuye los niveles de triglicéridos . Además no solo esto, sino que sabemos que los que realizan ejercicios de larga duración de firma regular acumulan más triglicéridos en los músculos activos y esto hace que la utilización de las grasas como fuente de energía sea mayor.

En cualquier caso: siempre es mejor hacer algo de ejercicio que nada.

El electrocardiograma es una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón. Los resultados quedan impresos en un papel milimetrado.

El electrocardiograma registra en ese papel los cambios que ocurren en las pequeñas corrientes eléctricas que se producen en el corazón con cada latido.

Es una prueba imprescindible para el análisis de las arritmias, estudio de las enfermedades del corazón y especialmente útil en los episodios agudos de la enfermedad coronaria como el infarto de miocardio.

Representación de la prueba de electrocardiograma

El electrocardiograma se realiza de la siguiente manera:

  • El paciente debe estar tumbado para colocarle los electrodos en cada brazo, en ambas piernas y en el tórax. En ocasiones es necesario limpiar la zona o rasurar el vello
  • Los cables del electrocardiógrafo se conectan a la piel del paciente por medio de adhesivos o ventosas (electrodos) sujetos a los tobillos, muñecas y pecho del paciente. De esta forma se recoge el mismo impulso eléctrico desde diferentes posiciones.
  • La persona debe mantenerse relajada, sin hablar, con un ritmo respiratorio normal y con los brazos y las piernas inmóviles.

En el último tiempo ha ido creciendo la preocupación sobre el riesgo ocupacional de los Cardiólogos Intervencionistas que se ven expuestos a niveles altos y sin precedentes de radiaciones ionizantes.

Los micro RNAs son una clase de moléculas de RNA no codificante cortas (unos 22 nucleótidos) y altamente conservadas que se alteran (desregulan) en muchas enfermedades.

La estabilidad y especificidad de los micro RNAs circulantes los convierten en bio marcadores ideales para explorar los mecanismos moleculares del riesgo potencial de la exposición a la radiación.

 

El objetivo de este trabajo fue utilizar el análisis de determinados micro RNAs que se pueden desregular con la radiación y ver el perfil que presentan en los Cardiólogos Intervencionistas.

 

El estudio tuvo tres etapas: desarrollo, selección y validación.

En la etapa de desarrollo se analizó un panel que contenía 2006 micro RNAs en 10 Cardiólogos Intervencionistas y se los comparó con población no expuesta a radiación.

 

En la etapa de selección se analizaron solo los micro RNAs que se encontraron alterados en la etapa de desarrollo, esta vez en 80 sujetos (40 Cardiólogos Intervencionistas y 40 controles).

 

Finalmente, en la etapa de validación, se evaluaron todos lo micro RNAs que se encontraron alterados en las otras etapas en 132 Cardiólogos Intervencionistas y 83 controles no expuestos a radiación.

 

Cuarenta y un Cardiólogos Intervencionistas contaban con la dosimetría completa de toda su vida (media de 16 años de exposición y una dosis media efectiva anual de 19 mSv).

 

Se encontraron 4 micro RNAs alterados (miR-134, miR-575, miR-127 y miR-2392) en los Cardiólogos Intervencionistas de los cuales miR-134 y miR-2392 son específicos del cerebro y estaban significativamente desregulados.

 

Luego de aplicar un modelo de regresión múltiple, solamente la exposición a la radiación fue predictor de que ambos micro RNAs circulantes se encontraran alterados.

 

Si bien la función del miR-2392 no se conoce, queda claro que su alteración se asocia a cáncer gástrico y su expresión inhibe in vitro y in vivo el crecimiento tumoral y las metástasis.

 

El miR-134 fue el primero en ser identificado como específico del cerebro y actúa en el desarrollo de nuevas sinapsis y directamente implicado en el aprendizaje y la memoria. Está desregulado en varios tipos de demencia (incluyendo la enfermedad de Alzheimer) y en tumores como oligodendrogliomas y glioblastomas.

 

Con todo lo anterior, la alteración del miR-134 sugiere que el daño cerebral es uno de los principales riesgos a largo plazo en los Cardiólogos Intervencionistas con posibles consecuencias como el deterioro cognitivo.

 

Estudios adicionales son necesarios para validar estos hallazgos y explorar el potencial de los micro RNAs como nuevos bio marcadores que identifiquen precozmente los efectos adversos de la radiación en los Cardiólogos Intervencionistas.

El Dr. Cabrera es reconocido especialista en Cardiología de Madrid, experto en el campo de los tratamientos percutáneos de las alteraciones del ritmo cardíaco, especialmente la fibrilación auricular. Es jefe de la especialidad en diferentes centros Quirónsalud, y Profesor de la Universidad Europea de Madrid. Ha publicado más de 80 artículos y capítulos de libro, y ha presentado más de 400 comunicaciones y ponencias en congresos nacionales e internacionales. Además, es miembro de diferentes asociaciones e instituciones.

 

¿Cuál es la incidencia del infarto de miocardio?

Antes de que termine el año unas 70000 personas en nuestro país habrán tenido un infarto agudo de miocardio. El problema está en que el 30% de estas personas no llegan al hospital. Esto supone la necesidad de establecer una prevención de la enfermedad cardiovascular desde el inicio de los síntomas. La enfermedad cardiovascular supone una mortalidad de unas 120000 personas al año, lo que indica que es la causa más frecuente de muerte en el mundo occidental. Esto nos pone en alerta a los médicos para establecer prevención en el diagnóstico, prevención en el tratamiento y evitar la mortalidad de la enfermedad.

El tiempo es lo que determina esencialmente que el resultado de tener un infarto y su tratamiento sea bueno.

La Clínica Mayo de Estados Unidos presentó una lista.

Mantenerse en forma es prioridad para muchos. No solo se trata de tener un cuerpo esbelto, sino también de cuidar la salud. Sin embargo, no siempre es fácil encontrar una buena rutina de ejercicios que resulte cómoda y agradable, pero también ayude a quemar calorías.

A veces, por diversas razones, ir al gimnasio no es viable, pero esto no debería desanimarnos. Existen otro tipo de rutinas que llevadas con constancia pueden dar excelentes resultados, según la prestigiosa Clínica Mayo.

Cabe advertir que si lo que se quiere es bajar de peso, no basta únicamente con el ejercicio. Si se desea adelgazar lo más adecuado es hablar con un especialista sobre cuál es su peso ideal, trabajar en eliminar azúcares de nuestra dieta y llevar una alimentación balanceada.

Asimismo, hay que tener en cuenta que los números expuestos son aproximados. El hecho de que una rutina ayude a quemar calorías más rápido no significa necesariamente que sea la mejor opción para nosotros. Al final, lo más importante es disfrutar del ejercicio lo suficiente como para levantarse y hacerlo constantemente.

1. Correr 12 kilómetros / 7.4 millas

Correr largas distancias sigue siendo uno de los métodos más eficientes para quemar calorías en corto tiempo. Esta rutina, junto a saltar soga, es la que más calorías ayuda a quemar: en total 1074 por hora.

2. Saltar cuica

Esta actividad, pese a que en esencia es bastante simple, es muy efectiva para sudar. Saltar por una hora ayudará a quemar 1074 calorías.

3. Taekwondo

Esta disciplina marcial es la más intensa y competitiva de la lista. Permite quemar 937 calorías por hora.

4. Natación

Hacerlo de forma constante es una buena opción para quemar calorías (892 por hora) y además trae muchos otros beneficios para la salud y el cuerpo.

5. Subir escaleras

Los ejercicios en escaleras son una excelente alternativa. Subir y bajar por ellas puede ayudar a quemar 819 calorías en una hora.

6. Correr 8 kilómetros / 4.9 millas

Un poco más moderada que la número uno de la lista, esta rutina permite quemar 755 calorías por hora.

Un paciente mal tratado, podría sufrir consecuencias como pérdida de la visión, daño en órganos, trasplantes, amputaciones o infartos cardíacos y cerebrales.

La falta de educación en los pacientes con diabetes para apegarse al tratamiento aumenta el número de pacientes mal controlados, lo que lleva a consecuencias como pérdida de la visión, daño en órganos, trasplantes, amputaciones e infartos cardíacos y cerebrales, dijo una especialista.

“Desafortunadamente, solo uno de cada cuatro pacientes está bien controlado. Hace falta educación en los pacientes para apegarse al tratamiento”, señaló a EFE la doctora María Elena Sañudo Maury, gerente médica del área terapéutica de diabetes del laboratorio farmacéutico Sanofi México.

Según la especialista, la diabetes tipo 2 es la forma más frecuente de esta enfermedad en el mundo, “pues entre 90 y 95 por ciento de todos los casos son de este tipo”.

Este padecimiento ocurre cuando se presentan niveles altos de glucosa en la sangre, los cuales, de no controlarse, van dañando el organismo hasta producir complicaciones crónicas “que a la larga disminuyen la calidad de vida de los pacientes y sus capacidades”, acotó la experta.

El problema, señaló la especialista, es que hace falta una educación en el paciente en cuanto a dieta, ejercicio y apego al tratamiento para lograr un buen control de esta enfermedad.

“Los pacientes deben entender que el 80% del éxito del tratamiento depende de ellos, de hacer las cosas saludables, de apegarse al tratamiento y tomarlo correctamente”, expuso Sañudo.

Resaltó que la labor de los médicos actualmente es “controlar mejor a los pacientes y asegurar que tengan una calidad de vida adecuada y se preserven todas las funciones de sus órganos el mayor tiempo posible”.

La especialista explicó que actualmente los tratamientos han evolucionado y no solo se debe pensar en la dieta y el ejercicio como opciones para controlar este padecimiento.

“Ahora existen medicamentos combinados que son muy efectivos. Esto incide para que el paciente se apegue al tratamiento, pues si ve su eficacia va a se más fácil que se quede en él”, dijo.

¡A comer ajo se ha dicho!

La evidencia científica muestra que consumir ajo de manera regular puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, entre otras patologías. Sin embargo, conocer cómo y por qué genera estos efectos ha sido complejo, debido a la gran variedad de compuestos que contiene. Investigadores de la Universidad de Nottingham, en el Reino Unido, dieron a conocer ayer nueva evidencia sobre el tema: los compuestos de azufre que dan al ajo su sabor característico son los que estimulan la producción de moléculas importantes para la actividad celular y la homeostasis del cuerpo.

Según explica el bioquímico Peter Rose, autor principal del estudio, la planta absorbe sulfato del suelo y lo incorpora en aminoácidos y moléculas de azufre. “Estas moléculas les dan a las plantas una ventaja ecológica cuando crecen en la naturaleza”.

Si bien no hay una forma correcta o incorrecta de consumirlo -se puede comer fresco, fermentado en alcohol o aplastado para obtener aceite, entre otras-, todas estas maneras de cocinar con ajo producen diferentes compuestos de azufre.

“Cada una de estas formas podría tener un efecto diferente. Y eso es lo que hace que la investigación sea tan compleja, porque realmente no entendemos cómo se metabolizan estos compuestos en humanos”.

La prevención de las enfermedades cardiovasculares es el abordaje ideal para evitarlas. Para ello, el control de los factores que la ocasionan, tales como la hipertensión, tabaquismo, colesterol, sedentarismo, etc., son esenciales. Para ello además del ejercicio físico, el abandono del tabaquismo, y el uso de fármacos para el control de esos factores (antihipertensivos, hipolipemiantes, etc.), es esencial una adecuada nutrición. Esta no solo debe ser llevada por pacientes con enfermedades ya establecidas, si no en general, toda la población.

La Fundación Española de Corazón ofrece en su página web un interesante artículo, aportando dietas cardiosaludables muy interesantes, proponiendo recetas para primeros, segundo platos y postre, incluyendo menus especiales e incluso indicando algunos libros de recetas. Ofrece una cardiosaludable propuesta alimenticia, sin tener por ello que dejar de ser exquisita.