La prevención de las enfermedades cardiovasculares es el abordaje ideal para evitarlas. Para ello, el control de los factores que la ocasionan, tales como la hipertensión, tabaquismo, colesterol, sedentarismo, etc., son esenciales. Para ello además del ejercicio físico, el abandono del tabaquismo, y el uso de fármacos para el control de esos factores (antihipertensivos, hipolipemiantes, etc.), es esencial una adecuada nutrición. Esta no solo debe ser llevada por pacientes con enfermedades ya establecidas, si no en general, toda la población.

La Fundación Española de Corazón ofrece en su página web un interesante artículo, aportando dietas cardiosaludables muy interesantes, proponiendo recetas para primeros, segundo platos y postre, incluyendo menus especiales e incluso indicando algunos libros de recetas. Ofrece una cardiosaludable propuesta alimenticia, sin tener por ello que dejar de ser exquisita.